Alimentacion saludable para Esclerosis Múltiple y auto-inmunes

Alimentacion saludable para Esclerosis Múltiple y auto-inmunes

La alimentación saludable fundamental para la recuperación.

Hay unos pilares sobre los que se sustenta la recuperación de un proceso o enfermedad auto-inmune. El objetivo final es tomar responsabilidad sobre nuestra vida y salud. Llevar una vida saludable en la medida que podamos con el propósito de recuperarnos y ganar en calidad de vida. Para ello hay que estar dispuesto a cambiar cosas de nuestra vida que son perjudiciales para nosotros. Tanto en la alimentación como en los hábitos que teníamos con anterioridad a enfermar.

Una alimentación saludable es uno de los pilares y desde luego es el primer paso en nuestro proceso de superar la autoinmunidad. Cuando estamos en un proceso auto-inmune, uno de los factores contra los que debemos luchar es la inflamación, a menudo generalizada. La comida que ingerimos puede ser un factor que contribuya a que haya mas inflamación, dependiendo de nuestra dieta. En lugar de ser un recurso que nos de nutrición y sustento se convierte en algo que nos quita energía y contribuye al mal funcionamiento del sistema inmune. Por eso es tan importante descubrir si nos pasa esto y hacer los cambios en la alimentación que sean necesarios para evitar este problema.

Para apoyar este proceso tenemos la suplementación con vitaminas y otros nutraceuticos si los necesitamos.

El segundo pilar es el estilo de vida: hacer deporte y vida al aire libre. Si no es posible hacer ejercicio con más o menos intensidad por falta de tiempo o de energía, es suficiente con caminar. Estan mas que demostrados los beneficios de caminar media hora al dia.

El tercer aspecto es la importancia del cuidado emocional, la clave que faltaba y que junto a las dos anteriores conforman nuestra salud.

Superar la autoinmunidad: un camino común

No me sorprendió descubrir que la mayoria de los que han pasado por procesos de autoinmunidad y han conseguido salir de ellos han llegado a conclusiones muy parecidas a las que yo misma llegué respecto a la alimentación saludable para enfermedades auto-inmunes. Pues el proceso biológico que conduce al diagnóstico de una enfermedad auto-inmune es común para todos. 

Muchas personas diagnosticadas de enfermedades autoinmunes que estan actualmente en proceso de recuperacion han seguido las mismas recomendaciones en cuanto a alimentación y habitos saludables. Hay muchos libros publicados e información el la red, la mayoria en ingles y menos en español.

Uno de los primeros que encontré en cuanto empece a investigar hace ya mas de diez años, fue a Matt Embry. Él fue diagnosticado de EM cuando era muy joven, hace ya veinte años. Su padre fue el que tomo las iniciativa de no rendirse con el diagnostico y decidió investigar y buscar alternativas a lo que le ofrecía el sistema de salud publico.  Hoy en dia esta en remision de sintomas y dedica su vida a acompañar a quienes son tambien diagnosticados a mejorar su calidad de vida y recuperar la esperanza. Imparte seminarios y talleres y dispone de una web en la que comparte su su visión y experiencia MS HOPE

Cambios en la alimentación: Cómo y Cuando.

Empezar eliminando aquello que produce inflamación en el cuerpo es lo más efectivo que podemos hacer ya que notaremos más rápidamente mejoría. Lo cual nos dará motivacion para continuar cuidandonos y confianza en que estamos llendo por buen camino.

En mi propia experiencia sobre alimentación saludable para Esclerosis Múltiple y auto-inmunes aprendí que una de las primeras cosas es eliminar de la dieta el gluten (básicamente el trigo) los lácteos y el azucar. Cuando enfermé en 2010 tenía intolerancia al gluten y a la lactosa lo cual me indicó de forma clara qué alimentos me perjudicaban y cuales debía eliminar de mi dieta, cosa que hice. En pocos meses tuve una mejoria de algunos síntomas y de mi estado general. Ahora se que es muy común en los procesos de autoinmunidad tener afectado el intestino y que ello lleva a las intolerancias alimentarias y los problemas del sistema digestivo.

En general seguir las recomendaciones de la tabla que esta mas abajo es muy efectivo para disminuir problemas digestivos, intolerancias alimentarias y para ganar energía y calidad de vida. 

A lo ahora de hacer cambios en la alimentación para conseguir una alimentación saludable para auto-inmunes es recomendable ir eliminando alimentos de uno en uno, de forma paulatina. No debemos hacer muchos cambios de golpe.

Cualquier cambio que introduzcamos en nuestra dieta deberiamos mantenerlo al menos durante seis semanas para dar tiempo a nuestro sistema a adaptarse y reorganizarse. Esto nos permitiria darnos cuenta de los efectos que dicho cambio tiene sobre nosotros.

Es muy importante que aprendamos a rastrear nuestro cuerpo. Para saber si lo que comemos nos sienta bien y si los cambios que estamos haciendo son positivos. 

Hacer este proceso acompañado de un profesional es más seguro. Ya que los cambios pueden tener consecuencias inesperadas. Si se puede acudir a un profesional, dietista, naturópata o médico especializado en alimentación seria muy beneficioso. 

Aquí teneis mi recomendacion para un desayuno saludable con la receta que me ha funcionado de maravilla y que uso hace diez años.

Tabla alimentación saludable para Esclerosis Múltiple y auto-inmunes.

Aquí os dejo la tabla de alimentos saludables para EM y auto-inmunes. 

La he diseñado a partir de la que se encuentra en el libro de cocina especial para Esclerosis Múltiple compilado por Matt Embry  y que podéis encontrar en su web: Best Bet Diet Cookbook

En la tabla encontrareis los alimentos distribuidos en tres apartados: alimentos a eliminar, a reducir y a añadir/aumentar. Siguiendo aquello de primero no dañar, la primera parte es un listado de alimentos que son perjudiciales para nosotros y que es mejor eliminar de la dieta. La segunda es la lista de aquellos alimentos que debemos reducir y la tercera columna es la de los alimentos que son beneficiosos por sus cualidades antioxidantes y por el aporte nutricional y que seria bueno incorporar a la dieta.

Las recomendaciones de esta tabla sirven para cualquier enfermedad auto-inmune y proceso de auto-inmunidad, pues el proceso biológico que conduce al diagnóstico de una enfermedad auto-inmune es común para todas.

Alimentacion-saludable-para-auto-inmunes

Aprender a rastrear el cuerpo.

Tanto para eliminar alimentos como para añadirlos, lo ideal es hacerlo de forma paulatina y con asesoramiento profesional. El hacerlo poco a poco nos da la oportunidad de atender a nuestro cuerpo y escuchar sus reacciones. Así aprendemos a rastrear nuestro cuerpo. Esto es, percibir e interpretar las señales para saber si algo nos sienta bien. Por ejemplo, cuando tomamos un zumo rico en vitamina C y nos sentimos con energía extra inmediatamente. 

En mi caso por ejemplo cuando eliminé el gluten sentí en seguida cambios positivos. No solamente mejoria en la digestión, siendo ésta menos pesada y larga. Sino en otros muchos síntomas que no había relacionado con la ingesta de gluten como son: disminución de la hinchazon intestinal, menor bajada de azucar despues de comer o dolor de cabeza y sopor.

Lista genérica de partida plus afinar la percepción

En la tabla tenemos una lista genérica y no podemos afirmar que seguirla al pie de la letra será beneficioso para absolutamente todo el mundo. Es cierto que disminuir el consumo de gluten será positivo para quizas un 90% de los que tenemos algun diagnóstico de enfermedad auto-inmune y para aquellos que se encuentren en un proceso auto-inmune sin haber sido diagnosticados todavía. Lo mismo podría decir de la leche y derivados (quizas aqui el porcentage sería algo menor). Para el resto de alimentos los porcentages varian y cada persona presenta su propia sintomatología.

Es por ello que se vuelve casi imprescindible aprender a rastrear el cuerpo e ir afinando nuestra percepción para detectar cuando algo nos sienta mal. Poder así responder momento a momento a lo que nuestro cuerpo necesita y como reacciona en cada momento.

Si no sabemos determinar qué nos esta causando daño o en casos de intestino permeable existe la posibilidad de hacerse un analisis de intolerancias alimentarias que será muy útil en estos casos. Con el resultado sabremos qué alimentos nos sientan mal y podremos retirarlos de nuestra dieta y comprobar qué efectos tiene en nuestro estado.

 

La pandemia y el estrés afectan a la salud.

La pandemia y el estrés afectan a la salud.

La actual situación de estrés causada por la pandemia que vivimos es un elemento que afecta de forma muy importante la salud individual y colectiva. La pandemia, el miedo y el estrés afectan a la salud. Lo que sucede cuando somos sometidos a estrés durante mucho tiempo es que se incrementa a su vez el estrés oxidativo. Pues no tenemos la capacidad de aislarnos del ambiente. De esta forma podemos sufrir los efectos del estrés en la salud. Tanto a nivel emocional (insomnio, angustia, depresión) como a nivel físico y hasta desarrollar una enfermedad grave.

Qué es el estrés y el estrés oxidativo

El estrés no es solamente el emocional que sufrimos por una situación vital complicada. Sea el fallecimiento o enfermedad de un ser querido, una situacion laboral no satisfactoria o enfermedad. Es también el fisiológico que sufre nuestro cuerpo de forma natural por su mismo funcionamiento y que conocemos como estrés oxidativo. El estrés oxidativo es necesario para la función inmune y cuando tenemos que luchar con infecciones. De hecho, si no tenemos la capacidad de producirlo, podemos tener problemas cuando tenemos una infección bacteriana ya que nos puede costar mucho deshacernos de ella. El tono vascular se regula gracias al oxido nítrico y al estrés oxidativo. Y en el proceso conocido como respiración celular, que sucede al producir la energía en la mitocondria, se liberan también radicales como parte del estrés oxidativo necesario para este proceso. Estos elementos oxidativos luego deben ser mitigados para no dañar el ADN y las células.

Para mitigar el estrés oxidativo generado por nuestro organismo tenemos los antioxidantes. Se encuentran de forma natural en nuestro cuerpo y en los alimentos, principalmente frutas y verduras. Los antioxidantes actúan cuando es necesario para bajar los niveles de estres oxidativo y evitar que se produzcan daños por su causa.

Pandemia y niveles de estrés

Que ocurre cuando a los niveles de estrés fisiológico y emocional normal le sumamos el estrés ambiente producido por una situación de pandemia como la que tenemos actualmente que dura ya dos años. Pues está claro que los niveles de estrés oxidativo se incrementan. Además de los efectos psicológicos: angustia, miedo y depresión pueden aparecer otros problemas asociados como insomnio, dificultades de concentración, pérdida de memoria, irritabilidad, poca tolerancia a situaciones de conflicto. Si no ponemos solución a esto, y el estres se vuelve crónico podríamos llegar a tener problemas y hasta enfermar de gravedad.

De cómo el estrés se relaciona con la enfermedad por la epigenética y de como la mayoría de enfermedades mentales están relacionadas con el nivel de estrés oxidativo hablaremos en otra ocasión.

Soluciones: Antioxidantes en la dieta y suplementos vitamínicos.

Vamos entonces a las soluciones : ¿que podemos hacer para reducir el nivel de estrés oxidativo?

Lo primero es dotar a nuestro cuerpo de antioxidantes extra para que siga funcionando bien aun cuando estamos en una situación con más estrés del habitual. Lo más importante es comer de forma saludable. Incluir en nuestra dieta una variedad de frutas y verduras que tienen importantes cantidades de antioxidantes. Como las naranjas, zanahoria, mangos, calabaza, brócoli, boniato, calabacín, espinacas, acelgas, col rizada, sandía, tomates, papayas, fresas y kiwi. Incluir pescado azul, frutos secos, cereales como la avena y el arroz, algun lacteos como el yogur y la mantequilla y los huevos.

Dada la situación actual, no está de más acudir a la suplementación para asegurarnos de que tenemos suficentes antioxidantes disponibles, teniendo en cuenta nuestra dieta.

El principal antioxidante es el glutation. Podemos tomarlo directamente, aunque es recomenble tomar su precursor la N-Acetil Cisteina. Otros aminoácidos y vitaminas que ayudan a la funcion antioxidante son: La melatonina (que ayuda tambien a mejorar la calidad del sueño) y el Triptófano, la Vitamina C, el zinc, el selenio, la vitamina D y B y la quercetina. Para estar seguros de cual es la suplementacion óptima recomiendo la visita a una tienda de suplementos vitamínicos.

Una vez la parte biológica esta solucionada debemos también solucionar la parte emocional. Buscar aquello que nos ayuda a estar en calma y disfrutar de la vida. Para procurar paliar el efecto que la pandemia y el estrés tiene en nuestra salud.

  1. Hacer algún deporte o actividad al aire libre.
  2. Paseos por la montaña o la playa.
  3. Bicicleta.
  4. Pasar tiempo con la familia y con los hijos.
  5. Reunirse con los amigos.
  6. Buscar intencionadamente reir

Y lo más importante: Apagar la TV, movil o tablet!

Primeros pasos + receta desayuno sano

Primeros pasos + receta desayuno sano

 

Primeros pasos

Una de las primeras cosas que hice despues de la visita en el Hospital con el equipo de neurólogos fue buscar una segunda opinión sobre mi diagnóstico.

Tuve la suerte de encontrar una doctora neuróloga que ya estaba retirada de la vida hospitalaria y mantenía su consulta privada.

Ella habia incluido algunos aspectos más alla de lo puramente técnico científico y habia decidido formarse en ámbitos diferentes como la nutrición y terapias naturales lo cual le permitía dar un apoyo mas completo a sus pacientes en su consulta.

La visita con ella fue muy interesante y me sirvió para tranquilizarme y tener una perspectiva más acorde con mi propia experiencia respecto a la enfermedad y también me hizo una serie de recomendaciones en cuanto a hábitos vitales que aun hoy continuo aplicando.

En este punto me gustaría señalar que cuando tuve el primer brote me encontraba muy mal en general. No solamente es que mis niveles de energía estaban por debajo de los mínimos, es que tenia dolor en articulaciones, dolores de cabeza, mareos y debilidad general. Además tenia intolerancia a la lactosa y al gluten, cosa que descubrí poco despues de tener el primer brote. Me di cuenta de que las habia tenido por meses sin percatarme de ello y habia seguido consumiendo productos lacteos y de trigo empeorando con ello mi estado, tal era el grado desconexión con mi cuerpo en el que vivia entonces.

Asi que cuando la doctora me recomendó retirar el trigo y los lacteos de mi dieta lo acepté de buena gana. No hizo más que traer conciencia a algo que yo ya sabia en mi fuero interno y que me ayudo a reconocer. Escuchar las palabras en boca de esta mujer fue muy importante, así como todo lo que me dijo aquel dia.

Además me recomendo comer proteina, principalmente pescado, huevos y carne roja un par de veces a la semana y verduras.

Tambien me hablo de la importancia de cuidar el estres y de vivir en un entorno que nos permita cierta paz y tranquilidad.  Nada mas lejos de la realidad en la que yo había vivido los tres ultimos años.

Con la perspectiva que ahora tengo despues de once años. Me doy cuenta de cuan importante fue esta visita para mi proceso que no habia hecho mas que comenzar. Cómo de certeros fueron sus consejos y de que forma pude escucharlos, aceptarlos y empezar a tomar de nuevo las riendas de mi vida.  Cómo pude salir del entorno en el que habia vivido, mudándome de vuelta a Barcelona y saliendo de una larga relacion de pareja que no me convenia. Al final procurarme la tranquilidad que tan necesaria era para mi y de la que habia carecido demasiado tiempo.

Receta desayuno sano

Una de estas recomendaciones que aún hoy en dia tengo presente es la receta del desayuno que me dió y que es la siguiente:

Un plátano.

Media manzana (o una entera si es pequeña)

Medio yogourt.

Una cucharada sopera de avena.

El zumo de un limón ( y un pedazo de la piel del limón)

Una cucharada sopera de aceite de lino.

Medio vaso de leche de avena.

Una cucharada sopera de carbonato de magnesio en polvo.

Cinco nueces para añadir a la mezcla una vez pasada por la batidora.

Debe quedar con una textura bastante espesa, pues la idea es comerlo con cuchara y encontrar los tropezones de nuez. De esta manera al haber masticación el mensaje para nuestro sistema es que estamos haciendo una verdadera comida. Si queda demasiado liquido y lo bebemos quizás no tengamos la misma sensación de quedar saciados.

Sistema nervioso y enfermedades autoinmunes:  respuesta de supervivencia y congelación.

Sistema nervioso y enfermedades autoinmunes: respuesta de supervivencia y congelación.

Hay algo que tienen en comun los sistemas nerviosos de aquellos que estan viviendo con una de las enfermedades de las llamadas auto-inmunes. Ya sea Esclerosis Múltiple, Diabetes Tipo I, Artritis reumatoide, Enfermedad de Crohn, Colitis ulcerosa y otras, incluimos aquí fibromialgia y fatiga crónica. Todas ellas tienen en común que se ha producido una sobrecarga del sistema nervioso prolongada en el tiempo y la respuesta de supervivenvia que se conoce como congelación ha devenido en crónica provocando distintos problemas de salud.

 

 

Cuando nos sentimos amenazados podemos reaccionar de dos formas, o bien nos movemos hacia la respuesta de lucha o huída (simpático) o, por el contrario, quedamos inmovilizados porque nos escondemos o nos hacemos el muerto  (sobrecarga/congelación/vago dorsal) Ver: mapa del sistema nervioso (imagen encima).  En este caso nuestro sistema nervioso actuaría desde la respuesta mas instintiva que encontramos reflejada en el reino animal cuando un hervíboro es atacado por un depredador y se desploma aparentemente muerto delante de su atacante. La conocemos tambien como respuesta de congelación y en nuestro caso puede darse sin perdida de conciencia sino solamente con pérdida de funciones que no sean relevantes o imprescindibles para la supervivencia. Una de estas funciones es la digestiva, regulada por el nervio vago.

El nervio vago es uno de los que tiene más funciones y es capaz de regular e influir en casi todos los sistemas corporales.

“El nervio vago, el más largo de todos los nervios craneales, es el encargado de controlar el sistema nervioso parasimpático y supervisa, por así decirlo, un enorme rango de funciones cruciales para la salud, comunicando impulsos sensoriales y motores a cada uno de los órganos de nuestro cuerpo”, Navaz Habib Activar el nervio vago (Urano).

Así cuando, por la razón que sea, nuestro sistema nervioso no es capaz de salir de la respuesta de congelación, porque no somos capaces de auto-regularnos y volver a un estado parasimpático, podemos quedar atrapados en la respuesta de congelación por largos periodos de tiempo sin que nos demos cuenta. ¿Como podemos detectar que nos esta pasando esto? Hay varias alarmas que esbozo aquí y retomaré detalladamente más adelante: nos sentimos en estado de alerta o hipervigilancia, tenemos insomnio o problemas de sueño, problemas digestivos….

Esta desregulacion del sistema nervioso puede producir síntomas y llevarnos a enfermar dependiendo de nuestro estado y del tiempo que nos tome regresar a un estado de relajación.

Cuando nos sentimos amenazados (se trate de una amenaza real o no) el nervio vago envía una señal de alerta para que paren todas aquellas funciones que no son imprescindibles para nuestra supervivencia y asi disponer de toda nuestra energia para la respuesta de supervivencia (lucha o huida) o porque el congelamiento sea la opción elegida, en cuyo caso todas las funciones quedan en suspenso.

Así, en el caso del sistema digestivo, la digestión se vería interrumpida hasta que la amenaza pase y podamos volver al funcionamiento normal y dedicar parte de nuestra energía a este proceso. Pero ¿y si no cede la amenaza? o si la interpretación que damos a la realidad que estamos viviendo continua siendo de amenaza. Asi una repuesta que esta diseñada para sacarnos de un momento de apuro se quedaría a lo largo del tiempo y con ello provocaría problemas. En este caso podriamos tener problemas digestivos continuados o de forma intermitente.

La forma de salir de este estado de congelación seria regular el sistema nervioso. Una de la formas mas rápidas de hacerlo sería usar la conexión social. Lo conseguiríamos conectando con otros seres humanos cuyas miradas y expresiones faciales nos comuniquen sensacion de seguridad. Y, si esto no es posible, podríamos conscientemente orientarnos y situarnos en el espacio cerciorandonos de que no existe ningun peligro objetivo y dándonos tiempo para sentir esta sensacion de seguridad en el cuerpo. La seguridad sería la sensación de estar a salvo que según la Teoría Polivagal de Stephen Porges  sería un «elemento relevante del proceso de curación. Desde el punto de vista polivagal, las carencias a la hora de sentirse a salvo constituyen el rasgo nuclear del biocomportamiento que conduce  la enfermedad mental y física.» Guía de bolsillo de la Teoría polivagal, El poder transformador de sentirse seguro. Stephen Porges.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Anatomía de la congelación o cierre vagal dorsal

(Extraído de Steven Porges y Peter Levine por Bret Lyon)

Para sustentar la vida, el cuerpo tiene dos sistemas nerviosos complementarios: el simpático (excitante) y el parasimpático (calmante). Ambos son necesarios no solo para el equilibrio psicológico sino  también para la supervivencia. Sin una modificación parasimpática, el corazón latiría demasiado rápido para mantener la vida.

Idealmente, existe un equilibrio suave entre los dos, una colaboración suave. El simpático es dominante en el esfuerzo, ejercicio, atletismo, excitación emocional y sexual, así como en situaciones estresantes. El parasimpático se hace cargo de la relajación, el sueño, la meditación, el masaje, el toque suave, la conexión profunda con otra persona y la crianza, tanto el criador como en el bebe.

Cuando el estrés es muy grande, el sistema simpático pasa automáticamente a una respuesta de lucha o huida. Esto está integrado en el sistema. Puede suceder en respuesta a una amenaza externa o la percepción de una amenaza. Pelear o huir puede resolver el estrés. Si ninguno de los dos es posible o exitoso, la excitación simpática puede llegar a ser tan extrema que es demasiado para que el cuerpo la maneje.

En este punto, tenemos un mecanismo de supervivencia a prueba de fallos. El sistema parasimpático se dispara. Viene con tanta fuerza que anula la respuesta simpática y envía a la persona a un estado de congelación. Esto puede ser un colapso total, disociación o una congelación más parcial, como la incapacidad para pensar con claridad o acceder a palabras o emociones, o para mover partes del cuerpo. Esto puede ser momentáneo, a corto plazo, como una zarigüeya que se congela y se reanima después de que el depredador se va, o, en los humanos, puede continuar indefinidamente.

Stephen Porges ha centrado su atención en el nervio vago, uno de los nervios más grandes del cuerpo y una parte importante del sistema parasimpático. El vago tiene dos ramas: dorsal (posterior) y ventral (frontal). El vago dorsal es un nervio primitivo grande que es común a todos los animales, incluidos los peces. Baja por la columna y tiene un papel en el control de los pulmones, el corazón (moderando los latidos del corazón para que no se aceleren demasiado) y el estómago (donde en realidad ayuda a la digestión). Es prominente en el sueño y la relajación, por ejemplo, cuando nos tumbamos en la playa al sol. Es muy activo en el «reflejo de buceo» que permite a los mamíferos marinos contener la respiración durante largos períodos de tiempo. Un cultivo del reflejo ha permitido a los humanos establecer récords de más de seis minutos bajo el agua.

Normalmente, el vago dorsal cumple una función muy positiva. Ayuda al cuerpo a oscilar suavemente entre la excitación y la relajación. Sin embargo, cuando el sistema simpático está demasiado excitado, el nervio vago dorsal puede apagar todo el sistema y nos congelamos. Esto es más común en el trauma y en la vergüenza, que es un trauma del desarrollo.

El nervio vago anterior o ventral es una adición mucho más reciente. Es común en los mamíferos que crían crías vivas (no reptiles, aves o peces). Va directamente a los músculos de la cara y ayuda a determinar la expresión y es activo en la conexión social.

Cuando el nervio vagal ventral está activo, buscamos e iniciamos el contacto social. La conexión social de los mamíferos es una forma de activar el sistema parasimpático. La conexión social vagal ventral, o comportamiento de apego, es una forma de prevenir y salir del cierre vagal dorsal.

Traducción del inglés por Ara de la Mata.

Artículo original de Bret Lyon, PhD, SEP  January 12, 2016 © 2011 Bret Lyon

Foto de jplenio Pixabay

Link al articulo original: https://healingshame.com/articles/anatomy-of-a-freeze-or-dorsal-vagal-shutdown-bret-lyon-phd